lunes, 3 de diciembre de 2012

Aquella maravillosa infancia

Quiero mis colores, mis medias palabras, quiero huntar hierbas como queso de cabra, potajes incoloros, postres de canicas con café de palomitas. Comidas incomibles,
condimentadas de imaginación, de quién sólo dependía el sí, o el no.
¡Camarero, camarero, una mosca en mi melón! sobremesa a carcajadas, todo es fiesta en mi salón. 

En mi patio de colegio quiero de nuevo al tiburón, y las luces en mis párpados al mezclar viento y sol.  Andar cual trapecista por las líneas de la cancha, que aunque cayera al vacío, volvía para la revancha. Volver hacia atrás mis ojos, para creer que por el Universo voy, navegando entre estrellas y alguna constelación, luchando contra los malos haciendo mía la espada de Orión.
Quiero mis medias de lana, con hilos de mil colores, volver a aquellas tardes ensayando entre telones, soñar hasta el infinito sin poner límite a las sinrazones.
Quiero gajos de manzana listos para engullir, miradas inocentes, aleteos de colibrí.

Quiero cigarrillos, de fresa masticable, sin humos, sin problemas, completamente biodegradables. Pulseras de cables de colores, que encontré en la calle al salir del cole. Cambiar de pensamiento como de chicle sin sabor, pestañeos nerviosos, amores de quita y pón.


Quiero bostezar con la boca abierta de par en par, y que todos se rian sin que de maleducada me puedan tachar. Columpios de alegría, reunión multi-familiar, primos rebeldes sin causa, veranos de carnaval.
Quiero las manos de abuela, las caricias de mamá, quiero, quiero y quiero, volver sin retornar, a ese momento en que todo era felicidad, donde no valía la pena recordar y era posible olvidar.


martes, 13 de noviembre de 2012

Alimentemos el amor y la compasión

Donde hay luz también hay tinieblas, sólo de nosotros depende crear el equilibrio entre ambas para tener una vida armoniosa.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Cambio de tornas

En la crísis del 29 eran los banqueros quienes se arrojaban por la ventana, y ahora, en pleno siglo XXI son sus hipotecados quienes lo hacen. Yo no quiero que nadie se tire por la ventana, pero sin duda, los banqueros son menos y los pobres somos más.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Sus Ojos se Cerraron

Una de las más fieles representaciones de la muerte y quienes quedan padeciendo la pérdida de un ser querido. Se que es triste, pero me encanta su realidad e intensidad. Y para sopresa de unos cuantos, me quedo con la interpretación de Calamaro (arriba).


Sus ojos se cerraron y el mundo sigue andando,
su boca que era mía, ya no me besa más,
se apagaron los ecos de su reír sonoro
y es cruel ese silencio que me hace tanto mal.
Fue mía la piadosa dulzura de sus manos,
que dieron a mi pecho caricias de bondad,
y ahora que la evoco hundido en mi quebranto,
las lágrimas prensadas se niegan a brotar,
y no tengo el consuelo de poder llorar.

¡Porqué sus alas tan cruel quemó la vida!
¡porqué esa mueca siniestra de la suerte!
Quise abrigarla y más pudo la muerte,
¡Cómo me duele y se ahonda esa herida!
Yo sé que ahora vendrán caras extrañas
con su limosna de alivio a mi tormento.
Todo es mentira, mentira este lamento.
¡Hoy está solo mi corazón!

Como perros de presa las penas traicioneras
celando su cariño galopaban detrás,
y escondida en las aguas de su mirada buena
la suerte agazapada marcaba su compás.
En vano yo alentaba febril de una esperanza.
Clavó en mi carne viva sus garras el dolor;
y mientras en las calles en loca algarabía
el carnaval del mundo gozaba y se reía,
burlándose el destino me robó mi amor.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Rompesueños

¿Y una tienda de animales y plantas? -¡Qué va, eso da mucho trabajo! -Cierto. Pero, podríamos tener empleados, ellos se encargan de hacer el trabajo sucio. -Pero si los empleados son malos, podrían hundirte el negocio. -¿Y un restaurante lujoso? Pues... yo no montaría ningún negocio destinado a la restauración, y menos de esos de alto lujo en donde la gente paga astronómicas cuentas por salir de allí con el estómago vacío y también la cartera. -¡Ya está! Una librería inmensa, donde la gente pueda encontrar cualquier libro y además vender los que ya haya leído y no quiera tener ocupando espacio en casa. Se me ocurre que podría haber una sala donde la gente se quede a leerlos allí, con sofás cómodos para sentirse como en casa con tés y cafés para acompañar la lectura... -Pero ya no se lleva eso de pasar páginas de papel, ahora pulsamos el botón de avance del e-book, te digo que los de papel van a desaparecer. Sería un negocio abocado al fracaso. -Con tanto dinero, sólo pienso en dar satisfacción a mis sueños. Viajar, viajar, y viajar. Pues una agencia de viajes de aventura. Cualquier destino estándar podríamos hacerlo diferente. -Lo que pasa es que a la gente le gusta viajar y hacer lo que hace el vecino, el primo, el amigo, el común de los mortales... Nos moriríamos de hambre si pensamos vender billetes a Francia para conocer el país en mochila y chola, visitando aquello que comúnmente no se suele conocer. -Bueno. ¡Un viaje a la Luna! -Eso sería malgastar el premio de la diosa Fortuna. ¿Acaso sueñas con ver arder tu dinero por los aires mientras vas en un habitáculo que se alimenta de tu dinero en forma de  hidrógeno líquido? -Quizá. Se supone que tendremos tanto que no nos iba a importar quemar un poco. Tampoco hay mucho que ver desde ahí arriba. -Claro. - Se me ocurre que un viaje a los países más necesitados de planeta para darles lo que necesiten es ideal. Podríamos vivir un tiempo allí, y otro allá. -Hay tantas deficiencias en este planeta, que podríamos estar toda una vida sin regresar a nuestro punto de partida y sabe Dios qué nos depararía el final de nuestros días en tierras tan lejanas y carenciales de todas las comodidades del "primer mundo". - ¿Pero dónde mejor podríamos invertir que en el propio Mundo? ¿Dónde mejor que en su avance hacia la igualdad global? Sería un proyecto gratificante y recíproco. Me emociona.  - Demasiado arriesgado, veremos mucho sufrimiento, padeceremos enfermedades incurables y además... -¡Lo tengo, lo tengo! ¿Qué te parece si...? -¿Si dejamos de soñar que nos toca la lotería? - No, pero, buenas noches, Rompesueños.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Volver

Volver aquí, tras tanto tiempo, con tantísimas vivencias clavadas en mis pupilas y a fuego en mi alma. Sentarme frente a esta pantalla y este puñado de letras que esperan ser pulsadas para transmitir mis pensamientos o simplemente, plasmar las ocurrencias de cualquier musa que por antojo llegó a mi raciocinio en el momento apropiado, o quizá no, a lo mejor llegan descompasadas y arrítmicas por completo, porque a veces son traviesas. Nos impulsan a escribir lo que creemos brillantes ideas, relatos majestuosos e ingeniosas historias... pero al releerlo, adiós. Un impulso inesperado hace que "Back Space" se zampe cada línea. 
Hoy no sé por dónde empezar, y eso de "por el principio" no me lo pone más fácil. Algún día la musa de mi nombre virtual  quizá quiera hacerse notar y me prohíba pulsar esa tecla, a lo mejor me dota de valentía y coraje para publicar sin miedo al fracaso.
 Pese a todo, siento como si intentara atravesar un camino que está completamente intransitable,  olvidado en el tiempo y que se encuentra colmado de maleza, malas hierbas, piedras, socabones y demás lastres. Así está este blog, y quizá sea el momento de aprovechar la energía positiva de quienes me rodean para ponerme manos a la obra y adecentarlo.


 Quizá haya vuelto a las andadas, es el día de reinaugurar el blog y comprometerme a mantenerlo con vida.

sábado, 21 de agosto de 2010

Sonetos de la Zubia. Nº 41 Antonio Gala

Triste de juramentos y traiciones
ya no sé si te quiero o no te quiero.
Si perdonar tu desamor prefiiero
o prefiero que tú mi amor perdones.

Eres mi campo de contradiciones:
enemigo hoy , mañana compañero.
Para ser como tú , falso y sincero,
falta haría en tener dos corazones.

Ante tus puertas sin abrir me quedo.
Cansado de tu llama y tu tibieza,
ni puedo darte , ni perdirte puedo.

No le respondas nunca a mi torpeza,
pues tengo a tu respuesta tanto miedo,
que prefiero la duda a la certeza.